Mi Historia

“La Esperanza Nunca Se Debe Perder…”

Hola, bienvenid@ a mi blog 

Mi nombre es Javier Delgado, tengo 58 años de edad. Soy un Ingeniero Químico que esta felizmente casado, y que el fruto de este hermoso amor nos ha dejado 2 hijos hermosos. Ellos 3 son la razón más importante en mi vida para seguir adelante cada día.

No toda mi vida es soñada, también tengo y tuve problemas como todo el mundo. Uno de ellos fue gracias a Dios que pude liberarme, fue el padecer de Acufenos o Tinnitus.

Déjame contarte mi historia…

Trabajo para una empresa textil, donde llevo el control de la planta donde se producen acabados textiles. Crear cada día nuevos acabados textiles y aplicar los ya conocidos, hacen de esto una labor muy linda, en la que desarrollas la creatividad, abres tu mente y aprendes cosas nuevas cada día. Pero como todo oficio que necesite el manejo de personal, maquinarias y producciones, también es estresante y agotador.

La maquinaria que se utiliza en los procesos de acabado textil, producen mucho calor, gases fuertes, suciedad y excesivo ruido. He ahí donde nació mi problema, de ese excesivo ruido. El estrés y los afanes del día normal, me hacen en muchas ocasiones olvidar las medidas de seguridad necesarias, como el uso de mascarillas para el uso de productos químicos o los tapones auditivos.

Una noche llegue a mi casa, agotado pero feliz de estar con mi familia. De repente escuche un zumbido en los oidos que no cesaba. Creí que era por lo agotador que fue el día de trabajo, y que después de dormir todo pasaría. Pero no fue así.

En el trabajo por el fuerte ruido no tenía ningún problema, pero cuando estaba en lugares más calmados o silenciosos, el problema aparecía. Ese ruido ensordecedor aparecía en los lugares que eran antes mis sitios de descanso, ahora pasaron a ser mi tortura. Mareos, vértigo, nauseas eran el pan de cada día, además de el mal genio que se apodero de mi vida en todo momento. Ya no era capas de dormir bien, mi cuerpo estaba cada vez mas agotado y mi cabeza era un problema peor.

Acudí al medico después de 1 mes de tener este problema. El medico me recomendó un sinnúmero de medicamentos, que a la final lo único que veía desaparecer era el dinero que gastaba en tantos productos. Además me producían mucha acidez estomacal. Empeoraban mi situación.

Dos meses después, estaba para enloquecerme. El único lugar donde encontraba la calma que necesitaba era en la empresa, por alguna razón el fuerte sonido que me produjo este mal, me calmaba. Pero también estaba acabando mi situación familiar. Mi mal genio era la chispa que encendía muchos problemas. Estaba cada vez más estresado y cada vez mas enfermo.

Ya pasados 6 meses mi vida era un caos, mi familia cada vez mas se alejaba de mi y lo único en lo que andaba no tan mal, era mi trabajo. Muchas visitas a diferentes médicos, mucho dinero desperdiciado, nada que encontraba la solución al problema en mi cabeza.

Un día en la empresa, en el computador de mi oficina. Me encontraba buscando información acerca de unos nuevos proveedores para la empresa. No recuerdo bien porque llegue a una página donde habían escrito ciertos testimonios de personas, que también padecían de lo mismo que yo. En ese momento me sentí feliz, porque me había dado cuenta que no era el único que padecía esto y que ahora sabia como se llamaba lo que pasaba en mi cabeza.

Acufenos o tinnitus era el nombre de esta molesta condición. Pase mucho tiempo investigando, leyendo más y más sobre este tema. Después de visitar tantos médicos y no tener respuesta, ahora por fin gracias al internet sabia que tenia y que porque lo estaba padeciendo.

No pare ningún día hasta poder encontrar la solución a mi problema. Hasta que llego el día en el que aprendí que “La Esperanza Nunca Se Debe Perder”. Y encontré mediante mucho esfuerzo varios tratamientos en diferentes productos digitales en la red, que me fueron efectivos.

Aunque soy muy incrédulo, dude mucho de su “Milagrosa cura”, pero ya había probado todo y que podía perder aplicando su método, ¿perder dinero? Ya había perdido mucho con los médicos especialistas que nunca me dijeron ni siquiera el nombre de mi condición.

Entonces me arriesgue.

Después de poco tiempo, empecé a obtener muy buenos resultados. Ya podía descansar, aunque seguía ahí el ruido, lo podía controlar para poder descansar. Después de un tiempo pude curarlo totalmente. Desapareció esa molestia en mi cabeza y ya era hora de recuperar a mi familia y volver a vivir esa felicidad que era la insignia de mi hogar.

Después de saber lo mal que se puede volver nuestra vida por padecer de esta molesta condición, decidí crear este blog y una guía “No Más Zumbidos”, para ayudar a muchas personas que como yo padecen de este mal y no han podido hacer nada para solucionarlo. Te brindare mucha información que te será de gran ayuda.

Te agradezco por escuchar mi historia y te invito a que no desfallezcas, debes saber que no estas solo y que “La Esperanza Nunca Se Debe Perder”. Es difícil pero no imposible controlar esta condición, yo te ayudare y con la ayuda de Dios todo saldrá muy bien.

Saludos y bendiciones.
¡Hasta pronto!.
Javier Delgado.

 

 

No Más Zumbidos En Los Oídos - Ebook